Gracias · Mila Esker

Es muy difícil expresar lo vivido en estos cuatro días de este V Festival Internacional de Música y Baile // Nazioarteko Musika eta Dantza Jaialdia «LATINYAR Vitoria-Gasteiz, y para ello no encuentro mejor manera que comenzar con aquellas palabras de agradecimiento con las que se expreso Yolanda Chaparro en ediciones anteriores:

» -La ilusión no se come -dijo ella.
-No se come, pero alimenta -replicó el coronel. »
(Gabriel García Márquez)
Un gracias enorme al destino, que nos tenía preparado el regalo de cumplir un sueño y que nos lo adornó con vuestras sonrisas, vuestras palabras de ánimo y vuestros guiños de complicidad.

LatinYAR Vitoria-Gasteiz 2018 Festival Internacional de Música y Baile – Nazioarteko Musika eta Dantza Jaialdia, ha sido para nosotros,el reto más difícil de la historia de YAR music n’ photo y, a su vez, por su resultado, del que más satisfechos estamos.
Antes que nada, y para aquellos que no nos conocen, quiero hacer un pequeño repaso de la historia de YAR Music N´ Photo:
Muchos os preguntáis dónde viene ese nombre y la respuesta es sencilla: es la suma de tres grandes amigos (Yolanda, Antonio y, un servidor, Ritchie) que se conocieron a través de la música y el baile hace ya muchos, muchos años… y que poco a poco se fueron apasionando de todas sus facetas artísticas y culturales, involucrándose cada vez más en el conocimiento, divulgación, apoyo y promoción de los mismos.
Lo de “Music” creo que no necesita explicación en este contexto, pero falta la otra palabra que compone el nombre de nuestra Asociación Cultural, “Photo”, otra de nuestras grandes pasiones, la fotografía. Nos dimos cuenta de que existía un gran desconocimiento cultural de la música y bailes latinos, (aunque aquí en el País Vasco tuvimos la suerte que allá por el año 1.996 en la cadena de televisión ETB 1, nos deleitaban con un concurso/competición de bailes latinos que se llamaba “Dantzaki”) pero no servía con contar lo que se vivía en aquellos congresos de baile en los que participábamos o colaborábamos, si no que debíamos mostrar e inmortalizar en imágenes todas aquellas sonrisas y momentos vividos y darlos a conocer públicamente en ese mundo digital y global de las redes sociales que tímidamente poco a poco se iba integrando en nuestra cotidianeidad y que al día de hoy hasta nos puede parecer extraño que alguien no tenga un perfil público en esas redes sociales.
Así poco a poco y sin habernos constituido todavía como Asociación, se nos conocía por toda la península como “Los YAR de Vitoria” y dentro de los mismos nuestra “Y”, Yola Dj, máximo exponente de divulgación de la música cubana.
Y llego el día que animados por muchos amigos, bailarines, bailadores, profesores, asociaciones, organizadores de congresos, etc… nos preguntaban porque no preparábamos un congreso de Salsa en Vitoria-Gasteiz, e instados por ellos comenzamos a pensar como queríamos dibujar este proyecto.
Un proyecto que debía ser “Proyecto de Ciudad”, de nuestra ciudad Vitoria-Gasteiz, una ciudad amable, tolerante y abierta para todo el mundo, una ciudad global con muchísimas nacionalidades, una ciudad intercultural, una ciudad dinámica, una ciudad de la que estamos orgullosos y queríamos mostrar al mundo desde una óptica diferente, la Música y los Bailes Afro-Latinos y con la perspectiva que más allá de ser elementos dinamizadores culturales y económicos, debía servir como elemento de integración, cohesión y nexo de unión para conocer y comprender las idiosincrasias de todas aquellas culturas y nacionalidades que conviven con nosotros en Vitoria-Gasteiz y en nuestra Comunidad Autónoma.
Poco a poco y casi sin darnos cuenta aparecimos en Mayo de 2013 con el primer LatinYAR, nos daba igual el tiempo empleado, las dificultades, el dinero que arriesgábamos, la falta de apoyos, pero creíamos y seguíamos creyendo en nuestro proyecto, año tras año y pasito a pasito fuimos encontrando apoyos empresariales, institucionales, personales, etc… que creían en nuestro proyecto y nos permitieron seguir creciendo hasta esta quinta edición de LatinYAR 2018, que ha sido en esencia lo que empezó como un sueño, y ya sabemos que… los sueños, a veces de tanto soñarlos se convierten en realidad, y casi sin llegar a creérnoslo apareció esta quinta edición del Festival Internacional de Música y Baile, Vitoria-Gasteiz – Nazioarteko Musika eta Dantza Jaialdia.
Creemos firmemente, que poco a poco y a través del conocimiento de la diversidad cultural existente en nuestra Ciudad, hemos aportado nuestro granito de arena a la hora de promover un poco más la tolerancia y diluir los restos de un estigma que hoy en día todavía perdura y está relacionado a palabras como “Afro” (asociada a bares de negros) ó “Latin o Latino” (asociada a bandas callejeras, traficantes, sicarios, peleas, agresiones, atracos, etc…). Aunque todavía nos queda mucho trabajo por hacer…, y lo decimos desde la propias vivencias y dificultades para buscar apoyos, sirva como anécdota que en una de las ediciones anteriores, de repente nos encontramos con un despliegue policial impresionante en las instalaciones donde se realizaba el Festival, porque alguien había interpretado que LatinYAR era una concentración de bandas callejeras.
Y después de toda esta parrafada… quiero daros las GRACIAS A TODOS, asistentes, empresas, instituciones, profesores, bailarines, bailadores, academias, amigos, a los que estuvieron y a los que no pudieron asistir, y sobre todo a mi esposa Raquel y mi hija Beatriz, quienes me han aguantado en este reto personal (no voy a enumerar ni a nombrar a nadie en especial, porque seguro que me dejaba a alguien).
Este no solo fue un Festival de Música y Baile, si no el Festival de la Interculturalidad, de la Tolerancia, de la Convivencia, de la Unión, de la Amistad, de las Sonrisas, y mil adjetivos más… este fue el Festival que queríamos para nuestra ciudad y que sin vuestro apoyo no lo hubiésemos logrado.

Un millón de GRACIAS en nombre de YAR Music N´ Photo